Actualmente FECOBA cumple con sus objetivos, representando a casi 200 Cámaras Sectoriales, Centros Comerciales, Industriales y de Turismo, y a las Mujeres y Jóvenes empresarios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

REUNION EN AGIP


01 de marzo de 2019

Compartir

El vicepresidente 1º de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires), Mariano Tarruella, junto a la secretaria de Mujeres Empresarias de la entidad, Elisabet Piacentini, participaron de una reunión con autoridades de la Agencia Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) con el objetivo de conocer en detalle la nueva disposición de ese organismo sobre el régimen de simplificación de Ingresos Brutos para comercios minoristas cuya actividad sea la venta de alimentos y bebidas.

En el encuentro también estuvieron presentes Pedro Oroz, administrador general de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA) y de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y Yolanda Durán, presidenta de la Cámara de Supermercados Chinos.

De izq. a der.: Mariano Tarruella, Elisabet Piacentini y Pedro Oroz

Cabe destacar que el nuevo régimen de simplificación de presentación de Ingresos Brutos para comercios minoristas del rubro alimentos y bebidas entrará en vigencia a partir del 1 de abril próximo.

En la primera etapa, dicho régimen alcanzará a supermercados y minimercados cuya facturación sea hasta 35 millones de pesos en el ejercicio anterior y tengan salones de venta de entre 100 m2 y 600 m2.

No se incluirán a contribuyentes inscriptos en Régimen Simplificado, que suelen ser los comercios más pequeños (con operaciones por hasta $ 896.043,90 y en el caso de venta de cosas muebles el precio máximo de venta es $ 15.000).

Inicialmente, sólo alcanzará a los negocios que tributen en la Ciudad de Buenos Aires, aunque a futuro se prevé incorporar a los contribuyentes de Convenio Multilateral, es decir, quienes tributan en otras jurisdicciones además de CABA.

¿CÓMO SERÁ EL NUEVO SISTEMA?

Los contribuyentes podrán acceder online a los formularios de declaración, donde tendrán precargada una propuesta de monto de ventas (base imponible) y de monto a pagar, la cual podrán aceptar o modificar. Las declaraciones juradas también tendrán precargadas las retenciones y percepciones, de acuerdo a las efectivamente ingresadas por los agentes de recaudación.

En caso de discordancia entre lo cargado y lo pretendido por el declarante, en el mismo formulario habrá una opción para realizar el reclamo en forma inmediata. De este modo, se pasa de un sistema autodeclarativo a uno mixto.

Una vez completada la declaración, los contribuyentes obtendrán una Constancia de Validación Electrónica (CVE), con validez mensual, que deberá ser impresa y exhibida en sus locales.

Para la propuesta de base imponible, se elaboró un índice de facturación por metro cuadrado y por comuna, que surgió de investigaciones de campo y de análisis de estadísticas, y además se irá combinando con otros datos de evolución de precios y de nivel de actividad.

¿QUÉ BENEFICIOS SE INCORPORAN AL SISTEMA?

Los contribuyentes incluidos en este nuevo sistema contarán con un plazo extra de 30 días para declarar y pagar el impuesto. Pero además, quienes acepten la propuesta de base imponible que será precargada en la Declaración Jurada, sin modificaciones a la baja, tendrán otros 30 días más.

El titular de la AGIP anticipó que para los contribuyentes que exhiban un buen comportamiento fiscal a lo largo de los próximos meses, también está prevista la reducción y hasta la eliminación del régimen de retenciones y percepciones (SIRCREB).