Institucional

El pasado 14 de septiembre, la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (FECOBA)presidió, a través de su vicepresidente 1°, Mariano Tarruella, una nueva reunión de la Comisión de Comerciodel Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires (CESBA).

Durante el encuentro, las distintas organizaciones que integran el CESBA dialogaron sobre la actualidad del sector Pyme y avanzaron en el proyecto de ley que se ha estado trabajando en el ámbito de la comisión con el objeto de brindar beneficios a las Pymes locales.

Asimismo, los asistentes acordaron que próximamente, se confirmará la fecha para la presentación formal del Informe de Comercio Electrónico que elaboró esta comisión durante 2019 con la participación de los Centros Comerciales Abiertos de la Ciudad.

Acompañaron a Mariano Tarruella, también en representación de FECOBA, el secretario de Comercio Exterior de la Federación, Martín Picon, y el delegado de la entidad ante el CESBA, Gustavo Froján.

Desde la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (FECOBA) informamos que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) habilitó la adhesión a la ampliación de la moratoria 2020 a partir de la Resolución General 4816/2020, publicada en Boletín Oficial de fecha 16 de septiembre de 2020.

Los contribuyentes pueden anotarse hasta el 31 de octubre próximo, en el sitio Web de la AFIP, y comenzarán a pagar la primera cuota el 16 de diciembre.

Cabe destacar que dicha Resolución pone en marcha la Ley 27.562, que extiende el alcance de la Moratoria 2020 a personas humanas y personas jurídicas que no habían sido contempladas en 2019. De este modo Pymes, comerciantes, profesionales, monotributistas, autónomos, cooperativas y entidades sin fines de lucro podrán regularizar sus deudas tributarias, aduaneras y previsionales hasta 120 cuotas.

Además, esa legislación contempla la posibilidad de regularizar deudas con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) generadas durante la pandemia del Covid-19. A tal efecto, permite la inclusión de obligaciones vencidas hasta el 31 de julio.

La Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (FECOBA), encabezada por su Presidente, Fabián Xavier Castillo, en compañía de su Secretario General, Sergio H. Lamas; y la Secretaria de Relaciones Institucionales, Patricia Pitaluga, firmó este mediodía un importante convenio marco de colaboración con la titular de la World Compliance Association (WCA), Dra. Lina Anllo.

La WCA  (World Compliance Association) representa a una prestigiosa Asociación Internacional sin ánimo de lucro, con sede de origen en el país de España, y con representación en la República Argentina a través del Capítulo Argentino.

La WCA, es una asociación integrada por profesionales, con el fin de promocionar buenas prácticas que regulen las actividades de cumplimientos normativos y regulatorios en las instituciones, a través de mecanismos internos de prevención, gestión, control y reacción frente a los mismos.

 
Desde la sanción de la ley de Responsabilidad de las Personas Jurídicas, se obliga a las organizaciones y su cadena de valor (Pymes, Distribuidores, Multinacionales) quienes quieran ser contratadas por el Estado en contrataciones de cierta envergadura, a tener un Programa de Integridad adecuado a su composición corporativa. La ley 27.401, contiene los Programas de Integridad y Compliance, son de aplicación para Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) y ahora la Oficina Anticorrupción sacó los lineamientos para ellas.Estos lineamientos son para que los organismos públicos, los municipios y las provincias incorporen áreas de integridad y también que las grandes empresas como las pymes se ajusten a estos lineamientos. Por tal motivo este convenio es de gran importancia ya que permitirá a los asociados de FECOBA tomar conocimiento sobre cuales son las exigencias legales en argentina.

Cabe resaltar, que, a través de este acercamiento institucional, FECOBA es la primera entidad Pyme con la que la entidad firmante ha efectuado convenios, lo que crea un antecedente que contemple a las pequeñas y medianas empresas en el tratamiento de esta importante tarea, como parte esencial de la cultura que deben adoptar todas las organizaciones.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 16 de septiembre de 2020.

Desde la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (FECOBA) informamos que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) avanzó sobre una batería de medidas en relación con el acceso al dólar para:

  • PROMOVER UNA MÁS EFICIENTE ASIGNACIÓN DE LAS DIVISAS

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) estableció para cumplir con este objetivo un mecanismo de percepción a cuenta del pago de los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales del 35% para las operaciones de formación de activos externos (FAE) de personas humanas y las compras con tarjetas (débito y crédito) en moneda extranjera.

Esta decisión quedó establecida a partir de la Resolución General 4815/2020 de la AFIP, publicada en Boletín Oficial de fecha 16 de septiembre.

  • EVITAR OPERACIONES DISRUPTIVAS DE INVERSORES NO RESIDENTES SOBRE LOS MERCADOS FINANCIEROS

A tal efecto, el Banco Central pone en marcha una estrategia de normalización financiera, que implicará la eliminación de la posibilidad de que los agentes financieros no residentes lleven adelante operaciones de liquidación de títulos valores contra moneda extranjera, a fin de regular la salida de divisas a través del mercado de capitales local. Además, en vistas de impedir posibles elusiones a lo dispuesto, el BCRA limitará la posibilidad de liquidación local de operaciones con títulos valores realizadas íntegramente en el exterior.

  • FAVORECER EL DESARROLLO DEL MERCADO DE CAPITALES LOCAL

El BCRA eliminará los plazos de tenencia mínima que afectaban a las operaciones de personas humanas para la adquisición de títulos valores con moneda extranjera y su posterior liquidación en moneda local.

En simultáneo, la Comisión Nacional de Valores (CNV) pondrá en práctica una serie de requerimientos en vistas de favorecer la tramitación de operaciones financieras en el mercado local. En este sentido, elevará los plazos de tenencia mínima que deberán respetar las transferencias receptoras de títulos valores desde el exterior para su liquidación en moneda local hasta los 15 días hábiles.

  • SENTAR LOS LINEAMIENTOS PARA UNA RENEGOCIACIÓN DE LA DEUDA PRIVADA EXTERNA COMPATIBLE CON EL NORMAL FUNCIONAMIENTO DEL MERCADO DE CAMBIOS

El BCRA estableció los lineamientos bajo los cuales las empresas del sector privado podrán iniciar un proceso de renegociación de sus respectivos pasivos externos, que permita acomodar su perfil de vencimientos a las pautas requeridas para el normal funcionamiento del mercado de cambios.

Bajo este nuevo marco, se invita a las empresas del sector privado a mantener el proceso de desendeudamiento en moneda extranjera en curso, a un ritmo que resulte compatible con las necesidades de divisas de la economía y la estabilidad cambiaria.

  • PRIORIZAR A LAS PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS EN LA ASIGNACIÓN DE CRÉDITOS PARA LA PREFINANCIACIÓN DE EXPORTACIONES”

El BCRA se propone reducir la participación de grandes empresas en las líneas de financiamiento que las entidades financieras ofrecen para la prefinanciación de exportaciones. La iniciativa apunta a que aquellas grandes empresas con acceso a los mercados de crédito internacional aprovechen las nuevas condiciones generadas por la normalización de la deuda soberana, liberando margen de financiaciones para el crédito local de pequeñas y medianas empresas exportadoras.

Para acceder a la comunicación completa del BCRA, clic aquí

La Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (FECOBA) invita a participar de Expo Construir, el principal encuentro de negocios del sector de la construcción en el que se presentaran las principales empresas proveedoras, exponiendo sus productos y servicios a desarrolladores, compradores e inversores, en diferentes locaciones de todo el país.

Desde FECOBA acompañamos institucionalmente esta importante exposición que se llevará a cabo entre el 27 y el 30 de octubre próximo de manera virtual, y que tiene por objetivo desafiar al sector para reinventarse en este particular contexto marcado por la pandemia COVID-19.

Bajo el lema “La construcción se recuperará y será el gran motor de nuestra economía”, la exposición ofrecerá espacios de capacitación y formación como el 5° Congreso Argentino de la Construcción, Seminario sobre Construcción Sustentable, y charlas de actualización y capacitación, completamente sin cargo.

Los visitantes, una vez registrados en la web www.expoconstruir.com y sin moverse de su casa, podrán interactuar con un gran directorio de empresas que promocionarán sus ofertas y desarrollos exclusivos. La plataforma facilita la búsqueda de los expositores por nombre, producto o servicio.

Desde la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (FECOBA) informamos a nuestras entidades asociadas que el tradicional Día del Empleado de Comercio, habitualmente celebrado el 26 de septiembre de cada año, se traslada al lunes 28 de septiembre.

Es importante destacar que este día, reconocido por la ley 26.541 y ratificado en el Convenio Colectivo de Trabajo 130/75 en su artículo 76, se rige según las normas establecidas por la Ley de Contrato de Trabajo para el descanso dominical. 

Esto significa que, en caso de prestar servicio, los empleados percibirán la remuneración normal de los días laborales más una cantidad igual, es decir, esa jornada se abona doble.  En caso de no trabajar, se liquida en los salarios como jornada habitual.

Cabe resaltar, además, que dicho día no podrá otorgarse como franco compensatorio de descanso semanal. 

Desde la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (FECOBA) invitamos a participar este miércoles 16 de septiembre, a las 19.00 horas, de la mesa redonda “Oportunidades de negocios: desafíos en logística y movilidad”.

El encuentro se desarrollará en el marco del Hackaton de Movilidad y Logística – We Hack The Future, organizado por el Grupo Founders y Vixerant, con el apoyo de FECOBA.

La Mesa estará compuesta por los principales directivos de las cámaras del sector: Daniel Tigani (Director Ejecutivo de CIMBRA), Mario Oriente (Presidente de CEMMARA), Jorge De Titta (Presidente de CADECOM), Sergio Fernandes (Director Ejecutivo de CADECOM), y Alex Contreras (Grupo Founders y We Hack The Future) como moderador.

Inscripciones, clic aquí

La Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (FECOBA), a través de su Mesa Productiva Inmobiliaria y de la Construcción liderada por Eduardo Di Fini (Centro de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires) y Claudio Vodánovich (Cámara Inmobiliaria Argentina), confirmó tras un exhaustivo relevamiento, la compleja situación por la que atraviesa la actividad comercial y como consecuencia, el sector inmobiliario, ante la marcada tendencia de recisión de contratos de alquiler acontecida durante el primer semestre del año a causa de la pandemia COVID-19.

El relevamiento realizado arrojó como resultado que, finalizado el primer semestre de 2020 y específicamente en el mes de junio, un 22% de locales comerciales debieron rescindir sus contratos. Posteriormente, para el mes de julio, la tendencia negativa se profundizó aún más, mostrando un índice de desocupación de locales comerciales de alrededor del 42%.

El principal motivo de la recisión de contratos de alquiler (y la posterior desocupación de numerosos locales comerciales en diferentes Centros Comerciales Abiertos de la ciudad) ha sido la imposibilidad de cumplir con el pago de los alquileres en tiempo y forma. En julio de este año (quinto mes de cuarentena y de inactividad debido a la pandemia) un 45% de los comercios no pudo cumplir con sus obligaciones y pagar el alquiler dentro de los plazos acordados.

Situación pos-pandemia: Según el relevamiento realizado por FECOBA, cuando finalice el Aislamiento Sanitario Preventivo y Obligatorio (ASPO), se calcula que alrededor del un 11,5% de los locales comerciales de todo el país que debieron cesar sus actividades a causa de la pandemia, ya no volverá a abrir sus puertas.

Por otra parte, se estima que el 46% de los locales comerciales ocupados hoy, son explotados por sus dueños.

Durante este período, el 90% de los locales comerciales de la Ciudad de Buenos Aires pudieron “renegociar” una baja en el monto mensual del alquiler con los dueños de los locales y tan solo un 10% continúa pese a la crisis, cumpliendo con el pago del alquiler bajo los mismos valores de marzo pasado. Finalmente, entre un 20% y un 25% de los contratos de alquiler comercial no se están abonando.

Luego del aislamiento social, la Ciudad de Buenos Aires, al igual que tantas otras ciudades del mundo, comenzará poco a poco a recobrar su dinámica dentro de lo que podemos imaginar como “la nueva normalidad”. Una normalidad en la que el distanciamiento social y una “replanificación” del espacio público, parecen ser parte de esa nueva realidad que llegó para quedarse.

Establecer cambios, no sólo de conductas sino también de usos y costumbres, será indispensable para que como ciudadanos, podamos retomar nuestras actividades con mayor consciencia y cuidado.

En ese sentido, nos pareció oportuno tomar algunos conceptos de la nota publicada ayer 10 de septiembre en el diario La Nación titulada “¿Habrá una nueva Buenos Aires?”, que sugerimos leer en su totalidad, observando además los gráficos que la acompañan y que muestran esa paulatina pero muy probable transformación de la cual seremos protagonistas en un futuro cercano.

La nota reúne testimonios de cinco prestigiosos arquitectos, urbanistas y especialistas en planificación urbana, quienes exponen su visión sobre los cambios que experimentarán no sólo nuestra ciudad, sino todas las ciudades después de la pandemia COVID-19. Los gráficos en los que hacemos hincapié condensan ese modelo “ideal” que será parte de esa “nueva e incierta normalidad” a la cual deberemos adaptarnos luego de la pandemia.

Pese a tener diferentes enfoques, los cinco expertos coinciden en que el proceso de modificación ya ha comenzado, pero llevará años el implementarlo en su totalidad.

La pandemia ocurre en un contexto donde la urbanización es la inclinación demográfica preponderante. “Hoy en día, aproximadamente la mitad de la población mundial es urbana, y se espera que aumente al 60% en solo diez años”, dijo a LA NACION Alistar Currie, de la ONG británica Population Matters, dedicada a la concientización sobre el desarrollo humano sostenible. ”A nivel mundial, las ciudades ocupan alrededor del 3% de la tierra, pero representan alrededor del 70% del consumo de energía”, señaló.

“Tenemos una oportunidad enorme para reclamar la redefinición del espacio público”. “Los peatones serán los nuevos protagonistas”. “Habrá un viraje entre la histórica distinción entre calle y vereda, hacia las ‘superficies universales”’. “La tecnología va a estar omnipresente”.

Los cambios que se proyectan:

  • Más vereda, menos calzada: se buscará ganar espacio a las calzadas, para que los peatones puedan mantener la distancia social.

  • Tachos de basura colgantes: Las veredas se despejarán de todo objeto que dificulte el paso o perturbe el esparcimiento. Los postes de luz se reemplazarán por dispositivos colgantes y los tachos de basura colgarán de las paredes. Habrá más asientos públicos.

  • Adiós al embotellamiento y al reinado del auto: Los vehículos motorizados transitarán por una autovía de única mano y serán eléctricos, no usarán combustible fósil. Los colectivos tendrán una parte superior descubierta para sumar espacio al aire libre.

  • Más bicicletas y monopatines: se multiplicará la oferta de bicicletas públicas y se ofrecerán estacionamientos para ciclistas. Los monopatines deberán apoyarse contra las paredes o los árboles y no en la superficie de circulación.

  • Mayor concientización: aumentará la cartelería de concientización sobre la importancia de la distancia social y los hábitos de higiene. Habrá oferta de elementos para la limpieza de los desechos de las mascotas y contenedores de basura con espacio para reciclables.

  • Nuevo paradigma comercial: los grandes locales de venta de productos desaparecerán y se mantendrán los de tamaño reducido que den a la calle. Se los modificará para retraer la fachada y sumar así más espacio público. Aparecerán los locales móviles (que ocupan poco espacio) que atenderán al público y exhibirán muestras. No necesitarán tener stock de los productos ya que estos se enviarán al domicilio del cliente.

  • Gastronomía al aire libre: Los locales gastronómicos deberán extender sus mesas y sillas sobre la vereda y los clientes utilizatrán apps para hacer sus pedidos. La oferta de comida se ofrecerá también en food trucks y kioskos.

Se prevé la multiplicación de locales gastronómicos móviles -estilo food-truck-, y esta modalidad se impondrá también para la comercialización de otros productos como ropa, accesorios, celulares, etc. La presencia extendida de estos mini-comercios “provisorios”, en palabras de Espasandín, permite “activar la planta baja”. Es decir, promueve la ocupación del espacio público por parte de los habitantes de la ciudad, lo cual tiene consecuencias favorables en términos de la seguridad y la salud, e incluso, en la economía.


Los especialistas coinciden en la importancia de repensar la vida urbana, no solo en las áreas centrales sino también a través del desarrollo de los barrios, para disminuir los traslados hacia el centro. El arquitecto Ricardo Levinton propone organizarlos de tal forma de que la mayor parte de la vida de sus habitantes se desarrolle en un radio de pocas cuadras. “El urbanismo tiene que ser orientado a la creación de aldeas donde la gente no trabaje a más de 15 minutos del lugar donde vive. Es decir, que dentro de la ciudad haya muchos pequeños centros donde todo se pueda encontrar a escasa distancia. El comercio, el trabajo, las escuelas y los centros de asistencia primaria para la salud, deben ser barriales”, dice Levinton. El trabajo a distancia, extendido por la cuarentena en los últimos meses, podría impulsar esta modalidad, sostienen los expertos.

“Estamos atravesando una oportunidad enorme de reclamar la redefinición del espacio público”

¿Cómo volveremos a vivir todos juntos?, la pregunta del millón

La pregunta obliga paradójicamente al mundo de la arquitectura a desocupar el espacio público y a hacer desaparecer la actividad colectiva. “Vamos a tener que modificar los horarios de las oficinas públicas para que no coincidan con los de las escuelas y evitar grandes flujos de viajeros. Todo lo externo será crucial, hay que quitarle espacio a los autos y enfocarse en el verde”, sostiene Boeri.

“Así ocurrió en Nueva York, a mediados del siglo XIX: la población se había cuadruplicado y no había más espacio, la densidad era enorme. El arquitecto paisajista y urbanista Olmsted creó así Central Park, un parque gigantesco que nació de una preocupación higiénica”, dijo Boeri.

Desde la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (FECOBA) informamos que en Boletín Oficial de fecha 11 de septiembre se publicó la Resolución General 4813/2020 de la Administración General de Ingresos Públicos (AFIP), que detalla cómo obtener el crédito a tasa subsidiada como parte de la ayuda para el pago de los salarios de los trabajadores, en el marco del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Las empresas que no cuenten con trabajadores con pluriempleo podrán solicitar dicho crédito a partir de hoy y hasta el 18 de septiembre y aquellas que sí cuenten con trabajadores con pluriempleo podrán hacerlo desde el 15 hasta el 18 de septiembre.

Por otra parte, recordamos que aquellas empresas que hubieran registrado una caída nominal en su facturación entre los meses de julio de 2020 y 2019 accederán al salario complementario, y las firmas cuya facturación nominal muestre en julio una variación interanual positiva entre 0% y 40% podrán tramitar un Crédito a Tasa Subsidiada del 15%.

Dichos créditos podrán ser convertidos parcial o totalmente en un subsidio en tanto cumplan con las metas de empleo que establecerá el Ministerio de Desarrollo Productivo.