Comunicados

Las nuevas medidas restrictivas de la actividad económica en la región del AMBA exige a la sociedad en general y al sector pyme en particular un renovado esfuerzo en pos de evitar la saturación del sistema sanitario en el marco de la pandemia de Covid-19 y, salvar de ese modo, las vidas que pudieran encontrarse comprometidas a causa de la enfermedad.

Este esfuerzo se suma a una tarea titánica de supervivencia del comercio y la industria que, en los últimos cien días han visto caer dramáticamente sus ventas, llevando en muchos casos al cierre definitivo de locales con el impacto económico que conlleva para el área metropolitana, al tiempo que configuró un nuevo ejército de argentinos desocupados.

La gravedad del cuadro exhibe una circunstancia económica y social peor que la que conocimos en 2001. A la sostenida recesión de los últimos dos años, los golpes devaluatorios y los saltos inflacionarios se sumó los efectos catastróficos de la pandemia con consecuencias aún insospechadas.

Desde la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA) venimos alertando sobre el cuadro de situación de las pymes del ámbito metropolitano: cierre masivo de comercios en la ciudad de Buenos Aires, caída abrupta en la facturación, incremento de deudas impositivas, falta de acceso al crédito, imposibilidad de afrontar salarios y aguinaldos.

Este panorama tenderá a empeorar sostenidamente y de manera acelerada de no mediar una estrategia integral de salvataje pyme, siendo el sector que más dinamiza la economía y el que más trabajo genera en el país. El cierre definitivo de comercios alcanzó la alarmante cifra del 20 por ciento desde que comenzó la cuarentena y las proyecciones nos permiten estimar que, a partir de las nuevas restricciones, esa cifra ascenderá al 23 por ciento en los proximos 15 días, lo que equivale a un total aproximado de 27.600 comercios.

Es tiempo de acompañar, sostener y garantizar un futuro para las pymes.

Serán las pymes las que –una vez más- puedan convertirse en el motor de la recuperación argentina.

Por esa razón es que resulta impostergable salvar también sus vidas.

Fabián Castillo
Presidente de FECOBA

Ciudad Autónoma de Buenos Aires 26 de junio de 2020

La Federación de Comercio e Industria (FECOBA) solicitó hoy ampliar el horario de atención comercial durante los próximos días con el objetivo de favorecer las condiciones de venta en el marco del Día del Padre.

La propuesta prevé el adelantamiento de una hora para la apertura de los locales comerciales, estableciendo las 10 de la mañana como horario de inicio de actividades. Al mismo tiempo, contempla la posibilidad de tener abiertos los comercios durante el sábado, en vísperas de la celebración de la fecha.

Hasta el momento -y en línea con las restricciones impuestas por la pandemia de Covid 19-, los locales sólo pueden abrir a partir de las 11 y de lunes a viernes.

«Creemos que están dadas las condiciones para establecer esta excepción. Los protocolos sanitarios se están cumpliendo en prácticamente todos los negocios. Adelantar una hora el horario de apertura nos dará un poco más de margen para empujar algo las ventas», señaló Fabián Castillo, presidente de FECOBA.

En idéntico sentido, el dirigente empresario se refirió a una eventual apertura el próximo sábado: «Muchas familias hacen sus compras para el Día del Padre el día anterior a esa celebración. En este contexto de crisis que vive el sector, hay que pensar todas las alternativas para dinamizar el consumo y proteger a las pymes«, agregó Castillo.

Por último, el presidente de FECOBA volvió a plantear la desigualdad comercial evidente con los supermercados de grandes cadenas: «En los supermercados podrán seguir vendiendo ropa y calzado incluso el mismo domingo mientras que los comercios de proximidad seguiremos cerrados».

Para acceder al pedido de FECOBA a las autoridades, ingresar aquí y aquí.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 16 de junio de 2020.

El pago del medio aguinaldo previsto para los próximos días será de imposible cumplimiento para el sector Pyme de no mediar un acuerdo de cancelación en cuotas así como una ayuda estatal, señaló hoy la Federación de Comercio e Industria (FECOBA).

“Las pymes tenemos voluntad de pago y los empleados son el corazón de la actividad pero necesitamos instrumentar un mecanismo de pago escalonado para no terminar de colapsar”, afirmó el presidente de FECOBA, Fabián Castillo.

Castillo manifestó la intención de acercar al gobierno nacional una propuesta que contemple una asistencia estatal especial y un compromiso de las empresas para cumplir con la mitad del Salario Anual Complementario.

El titular de FECOBA planteó que “venimos de 90 días sin actividad y muchos comercios no han logrado sobrevivir. Es una realidad que todos comprendemos y nos exige explorar alternativas que permitan darle aire al sector”.

Según FECOBA, más de la mitad del comercio y la industria pyme del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) requirió del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), lo que deja en evidencia la imposibilidad de afrontar los aguinaldos como se hace habitualmente.

La Federación de Comercio e Industria (FECOBA) participó de una reunión con las autoridades del gobierno porteño en la que se avanzó en la implementación de protocolos y restricciones para la próxima reapertura de inmobiliaras así como en la habilitación de mueblerías del centro porteño.

El esquema referente a las inmobiliaras fue consensuado en el marco de un encuentro en el que participaron el ministro de Desarrollo Económico, José Luis Giusti, el titular de FECOBA, Fabián Castillo, Hernan Iradi del Colegio Unico de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (CUCICBA), Damian Cafarella y Claudio Vodanovich, miembros de Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), Sebastian Sosa y Mariano Garcia Malbrán, por Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (CAMESI) y Marta Liotto, Vicepresidente 1ra de CUCICBA y Secretaria del Centro de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (CECIN).

En esta primera etapa, al cabo de más de 80 días de inactividad, se evaluó que a la brevedad los comercios del rubro inmobiliario reanuden la actividad en servicios puntuales, como mostrar inmuebles que estén desocupados o donde no haya circulación de personas. «Las restricciones están vinculadas con la prohibición de mostrar departamentos en edificios ocupados. Sólo podrá exhibirse propiedades como oficinas, locales comerciales, galpones, casas o PH con entradas independientes», graficó Castillo.

Para una segunda etapa quedará la posibilidad de mostrar inmuebles en propiedad horizontal o habitados, consignaron desde FECOBA.

Por otra parte, la entidad gremial empresaria explicó la situación de las mueblerías ubicadas en la principal zona geográfica donde se encuentran ubicadas: podrán atender al público los locales que se encuentran en la avenida Belgrano, entre Jujuy y Entre Ríos. Como sucede con los comercios ya habilitados, deberán obserarse los protocolos sanitarios para evitar más contagios en el marco de la pandemia.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 10 de junio de 2020.

El 69 por ciento de los locales comerciales de proximidad de indumentaria y el 74 por ciento de calzado volvieron a abrir hoy sus puertas después de 80 días de inactividad, a causa de la pandemia, según un relevamiento de la Federación de Comercio e Industria (FECOBA).

No obstante, el reporte –que incluye 60 centros comerciales de la Ciudad de Buenos Aires- indica que la facturación promedio fue del 21 por ciento para la indumentaria y 23 para el calzado en relación a un día normal de ventas.

“Hubo muchos locales que no pudieron atender al público ya que debieron adaptar los nuevos protocolos sanitarios que les permiten trabajar. Fue un día de ensayo para muchos”, describió Fabián Castillo, presidente de FECOBA.

La entidad que representa a las Pymes informó también que la afluencia de público en los locales “fue más por consultas que por operaciones de venta”.

“Se trató de un día muy especial para cerca de 18.000 comercios de la Ciudad. Después de 80 días de no poder facturar, el escenario que nos espera es muy complejo”, apuntó Castillo.

Por otro lado, el titular de FECOBA, mantuvo este lunes una reunión con el ministro de Desarrollo Económico, José Luis Giusti, y el subsecretario PYME, Christian Bauab, en el marco de la mesa productiva que lleva adelante la entidad con el gobierno porteño.

En ese marco, los funcionarios y Castillo abordaron la problemática de los sectores vinculados al comercio y la industria que aún no pueden trabajar como los sectores de mueblerías, joyerías, peluquerías y gimnasios, entre otros. De igual modo, evaluaron la situación de los comercios ubicados en las principales arterias comerciales que días atrás debieron volver a cerrar los locales en el marco de las medidas sanitarias impuestas por las autoridades.

“Aún falta mucho por hacer para restablecer la actividad económica de la Ciudad y vamos a seguir gestionando ante las autoridades locales y nacionales hasta que todas las pymes puedan desempeñar sus tareas”, destacó el titular de FECOBA.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 8 de junio de 2020

El valor del esfuerzo y el sentido de trabajar unidos por un mismo objetivo.

Hace 80 días ingresamos en una pesadilla que jamás imaginábamos.

Nuestros comercios e industrias de todo el país debían bajar sus persianas. A la grave crisis económica que vivíamos desde hacía tiempo se sumaba la imposibilidad de trabajar a causa de la pandemia.

Desde FECOBA entendimos desde el primer día que todas las gestiones que debían encararse tenían dos objetivos primordiales: cuidar la salud, haciendo nuestro aporte al conjunto de la comunidad, y cuidar la actividad, principal generadora de empleo en todo el país.

Así fue que resolvimos la creación de un comité de crisis que ha permanecido activo desde el minuto 1, tomando contacto con los miles de comerciantes e industriales que vieron afectada seriamente su supervivencia, al igual que aquellos prestadores de servicios como el turismo y la gastronomía, con horizontes aún más complejos.

La gravedad de la situación nos obligó a llevar a cabo cientos de reuniones virtuales y presenciales con funcionarios de diferentes ámbitos para llevar la voz de las pymes y contribuir en soluciones que contemplaran el cuidado de la salud y la necesidad de habilitar actividades económicas.

Del mismo modo, hemos expuesto ante la opinión pública a través de los medios de comunicación nuestra mirada, nuestra necesidad y nuestra propuesta para encarar la nueva etapa que debemos enfrentar juntos.

Lejos de haber terminado esta pesadilla, somos plenamente conscientes de los miles de comercios que aún mantienen sus persianas bajas y no pueden trabajar. De igual manera, tenemos presente en cada momento las necesidades que atraviesan las pymes para poder sobrevivir en este contexto tan adverso. 

En estos momentos reivindicamos la pertenencia a una institución que nos reúne, que nos congrega ante las dificultades y que nos permite ser parte de las soluciones. 

Sigamos adelante!

Fabián Castillo

La Federación de Comercio e Industria (FECOBA) presentó hoy los protocolos sanitarios para la apertura de los comercios de indumentaria y calzado en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires en el marco de una reunión que mantuvo con las autoridades porteñas. 

«Hemos tenido una reunión auspiciosa. Creemos que están dadas las condiciones para la apertura de comercios de rubros que hasta hoy no pudieron abrir. Esperamos que en los próximos días se instrumenten nuevas herramientas», afirmó Fabián Castillo, presidente de FECOBA. 

En las próximas 48 horas habrá precisiones en línea con las definiciones que se adopten en torno a la cuarentena dispuesta por el gobierno nacional, «lo que permite pensar que la semana que viene muchos negocios que, hasta ahora estuvieron cerrados, puedan abrir», confió Castillo al cabo del encuentro del que participaron el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, el ministro de Desarrollo Económico, José Luis Giusti, y el subsecretario PyME, Christian Bauab. 

FECOBA informó también que se avanza en la aplicación de medidas tendientes a reabrir la actividad en principales arterias así como establecimientos vinculados a la industria textil, la madera y el cuero. 

«Se extremarán los protocolos sanitarios en los locales para evitar que la reapertura comercial implique un retroceso en cuanto los cuidados que se exigen para evitar la circulación social del virus», señaló Castillo. 

Por otro lado, el presidente de FECOBA adelantó que continuarán analizando el curso de los acontecimientos junto al gobierno de la Ciudad así como con representantes del gobierno nacional. 

En cuanto a la problemática derivada de la competencia desleal que llevan adelante los supermercados de grandes cadenas a partir de la venta de productos no esenciales como indumentaria y calzado, las autoridades del Gobierno de la Ciudad se comprometieron a tomar medidas para restringir la venta de este tipo de artículos en estos comercios.  

Asimismo, se trabajó sobre la implementación de diversas herramientas de financiamiento para las Pymes, a través del Banco Ciudad, con tasas subsidiadas y créditos para las mismas.   

En este marco, Castilló señaló “desde FECOBA estamos comprometidos en el desarrollo económico productivo social sanitario. Las Pymes son una de las mayores fuentes de trabajo en la Ciudad, por lo que debemos evitar que la gente pierda sus puestos”. 

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 2 de junio de 2020 

A instancias de un proyecto del bloque oficialista, la Legislatura porteña aprobó hoy un pedido al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta para que evite “la comercialización en los supermercados de productos no esenciales afines a las industrias del calzado, indumentaria, artículos de perfumería y artículos deportivos», en sintonía con una demanda de los comerciantes minoristas de la ciudad.

La declaración fue votada hoy durante una sesión ordinaria de la Legislatura y apunta a «no fomentar la competencia desleal en detrimento de las Pymes que se encuentran imposibilitadas de abrir sus puertas debido a las restricciones vigentes en relación a la emergencia sanitaria actual”, informaron desde la bancada Vamos Juntos.

El proyecto está enmarcado en una solicitud de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (FECOBA) para que se actúe para evitar la “competencia desleal” en estos momentos de pandemia.

“En la actualidad, una de las problemáticas que más afecta a las Pymes es que los supermercados e hipermercados puedan vender los mismos artículos que muchos comercios barriales se encuentran imposibilitados de ofrecer, dada la cuarentena y sus limitaciones”, explican los considerandos de la norma aprobada.

“De este modo, se configura una clara situación de competencia desleal, ya que los comerciantes y productores no pueden colocar sus productos en el mercado libremente en virtud de no encontrarse contemplados dentro de las excepciones, estableciéndose una especie de monopolio involuntario a favor de ciertas entidades, en claro perjuicio de las Pymes y comerciantes minoristas”, agregan.

“Bajo esta perspectiva, resulta oportuno contemplar la situación de los sectores de la economía más castigados por la pandemia, y establecer un criterio uniforme respecto de las actividades comerciales ya descriptas, evitando la competencia desleal en favor de unos y en detrimento de otros”, completa el escrito.

La iniciativa fue presentada por el legislador Guillermo Suárez, con el acompañamiento de sus compañeros del bloque Vamos Juntos Diego García Vilas, Daniel del Sol, Esteban Garrido, Paola Michielotto, Jorge Apreda, Ana Bou Pérez, Matías López y Hernán Reyes.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 28 de mayo de 2020.

El presidente de la Federacion de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA), Fabián Castillo, solicitó hoy a las autoridades del gobierno porteño la reapertura de los comercios de la Ciudad y la abstención de los supermercados de vender indumentaria ante la gravedad de la crisis que atraviesa el sector.
La solicitud fue presentada por escrito por el titular de la entidad ante el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, el ministro de Desarrollo Económico, José Luis Giusti, y el subsecretario Pyme, Christian Bauab. Las autoridades se comprometieron a dar una respuesta a los pedidos el lunes próximo.
Castillo planteó que «los comercios de indumentaria y calzado están cerrados desde que comenzó la cuarentena y no hay más margen para su subsistencia», al tiempo que sostuvo que «esa situación se ve aún más agravada por una acción evidente de competencia desleal de los supermercados de grandes cadenas que han salido a ofrecer prendas de vestir y calzado».
De igual modo, el dirigente empresario manifestó la necesidad de dar marcha atrás con el cierre de locales comerciales ubicados en las principales arterias de la Ciudad.
El titular de FECOBA detalló que las autoridades porteñas «mostraron comprensión e interés en resolver el problema, por lo que solicitaron tiempo hasta el lunes para poder avanzar en la toma de decisiones».
Por otro lado, FECOBA adelantó que llevarán idénticos planteos -que incluyen alivio fiscal y acceso al crédito- a las autoridades nacionales.
El encuentro tuvo lugar en la sede del gobierno porteño en el marco de la mesa de trabajo conformada esta semana.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 27 de mayo de 2020.

La decisión del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de retomar la estrategia del cierre de comercios en varias zonas de la Capital implica un serio retroceso en términos de recuperación de la actividad y presupone una aceleración en el proceso de quebranto que atraviesa el sector, sostuvo hoy la Federación de Comercio e Industria (FECOBA).
La situación cuasi terminal del comercio de barrio se ve desde hoy nuevamente afectada a raíz de la decisión de restringir la actividad en los principales centros y arterias comerciales de la Ciudad. La medida terminará por acelerar una ola de despidos y quiebras en el sector del que no se tenga precedente.
“El comerciante hizo muchos esfuerzos por adecuar su negocio a los protocolos, garantizó el distanciamiento social y respetó las medidas sanitarias. No es responsabilidad de los comercios si la circulación de personas en calles y avenidas aumenta. Creemos que es imprescindible que las medidas se tomen al cabo de un trabajo conjunto entre el gobierno y los propios comerciantes”, afirmó el presidente de FECOBA, Fabián Castillo.
Castillo recordó que “es necesario buscar herramientas creativas superadoras y no soluciones de fácil cumplimiento que implican decretar la muerte de las pymes de la Ciudad”.
Al mismo tiempo, FECOBA informó que “los comercios establecidos en las principales arterias son los que pueden facturar y movilizar más la economía de la ciudad, con miles de familias que dependen de ellos”.
“Si los vecinos salen de sus casas y en lugar de ir a comprar lo que necesitan aprovechan para pasear, reunirse en esquinas a conversar, lo que falla es la responsabilidad ciudadana. La culpa no la tiene el comerciante. De hecho, sí el problema fueran los comercios, deberíamos estar vendiendo todo el día y apenas llegamos a facturar el 30 por ciento”, advirtió Castillo al tiempo que recordó que “hasta ahora el sector no ha recibido ningún incentivo que le permita paliar esta situación”.

“Para cuando se decida retomar la actividad, entre el 25 y el 35 por ciento de los comercios habrá desaparecido, dejando un tendal de desocupados y habiendo desfinanciado al Estado por la imposibilidad de pagar los impuestos. Hace 70 días que la mayoría de los locales están cerrados y lo que está en juego es la subsistencia», subrayó Castillo.
Desde FECOBA resaltaron por último que “no se trata de cuestionar las decisiones sanitarias ni de dejar de comprometerse en la lucha contra el coronavirus sino de sostener al sector que más empleo genera y más impuestos paga así como tomar decisiones lógicas escuchando a sus protagonistas”.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 24 de mayo de 2020.